¿Cómo tener éxito en una cita?

 

Si te preguntas cómo tener éxito en una cita te invito a que sigas leyendo, descubrirás las 7 claves que harán de tu velada un momento especial, sin presión, disfrutando del momento y sin miedo al fracaso con aquella persona que te gusta. Conectarás contigo mismo para poder conectar con la otra persona dejándote llevar por el momento. No importa el resultado, sólo las ganas de vivir una experiencia única e irrepetible entre los dos hará que sea todo un éxito.

1.Naturalidad

Cuándo quedes con aquel chico o chica que te gusten no prepares todo un discurso de tus méritos para tener éxito en una cita. No te estás vendiendo ni el otro/a te está comprando. Naturaliza la situación, se auténtico/a con lo que hagas, muéstrate tal y cómo eres. No hace falta que le vengas con una lista de aquello con lo que eres el número 1. Tu cita ha quedado contigo porque hay algo en ti que le gusta así que da rienda suelta a las características que te hacen único. Menos decir y más hacer en el tiempo compartido. Los discursos demasiado trabajados suenan a artificiosos y no dejan ver quien realmente eres.

Los primeros cinco segundos son determinantes para una cita. Sonríele, mírale sin acartonamientos y presta atención al momento presente. Fíjate en los pequeños detalles, sólo tienes que responder a cada estimulo que te vaya ofreciendo. Sin presión a tu ritmo, respira, tómate tu pausa y reacciona. Querer decir demasiado hace que te saltes momentos interesantes que están pasando pero con las prisas no les has dado cabida. Date tu tiempo y saborea cada instante, préstale atención a los silencios, tienen su porqué y son de lo más emocionante bien utilizados. Un silencio con una mirada atrevida dice más que cualquier palabra por salir del paso.

2. Divierte con tu cita.

Para tener éxito en una cita es fundamental sonreír. Cuándo quedas con alguien es porqué los dos esperáis encontrar un momento de evasión y diversión, busca ante todo pasarlo bien. No cuentes batallitas, ni muestres tus últimas fotos de instagram con miles de seguidores…eso está bien para llenar tu ego, pero no va a llenar tu corazón. Intenta sacarle una sonrisa, interésate realmente por él o ella, juega con las aportaciones que te vaya haciendo.

Ser demasiado serio le puede recordar a su padre o madre, tu no estás para cuidar ni que te cuiden, estás para disfrutar de la situación. Se pícaro/a con los elementos que te ponga en juego, cualquier anécdota que pasa en la cita puede ser buena…intenta llevar la anécdota a algo que esté ocurriendo en ese momento…Por ejemplo, imagina que tu cita es una persona muy callada pero mantiene la mirada fija en ti…puedes decir que te recuerda a los médicos que están utilizando ratones para sus experimentos y decirle si está pensando diseccionarte con una pícara sonrisa….Seguro que le hace gracia, ya tienes un punto a tu favor. Dinamita resistencias de la persona desconocida para llegar a su corazón.

No olvides el juego, en la seducción todo parte del juego, si diviertes a alguien pasas a formar parte de su interés, a nadie le gusta rodearse de gente aburrida, a no ser que busques sentirte un mártir en un mundo de incomprendidos.

3. Escucha.

Si quieres tener éxito en una cita, escucha con toda la atención, es una parte fundamental. Cuánto más prestes atención a su conversación más fácil te será llegar a su corazón. En un mundo dónde pasamos media vida enfocados en gustar a los demás a través de las redes sociales, cuándo hay alguien que pone todo de su parte para escuchar de forma sincera es una pieza codiciada.

Recuerda su nombre, repítelo tantas veces cómo haga falta. El nombre tiene un poder de seducción impresionante. Forma una parte importante de nuestra esencia, lo que somos, sentimos y de nuestras aspiraciones. Dilo suave, enérgico, con ganas… Utilízalo para hacer hincapié en aquello que quieres potenciar: “Así María que te gusta pasear con las calles mojadas a la luz de la luna….”. El nombre tiene un efecto hipnótico que te invito a descubrir. No lo olvides bajo ninguna circunstancia.

Puede que la conversación que viene del otro te parezca aburrida pero si escuchas con atención llegarás dónde otros ni siquiera imaginan. Te permitirá conocer cómo es la persona que tienes enfrente de ti y cómo tal poder deslumbrarla simplemente entrando en su mundo.

Repite partes de lo que te diga para profundizar en la materia y completar: Chica:“Me encanta los sábados por la mañana levantarme con música y disfrutar de churros recien hechos mientras escucho música de Mike Olfield” Chico: “¿Música de Mike Olfield cómo el álbum de Tubullar bells que te relaja completamente?

Con eso sentirás que sólo tienes que deslizarte por un “tobogán” sin ningún esfuerzo, sólo déjate llevar por la corriente… la parte creativa te vendrá sola.

4. Crea un ambiente especial.

Cuándo quedes con alguien que te guste plantéate bien el sitio. Hay lugares que pueden ser tu tumba y otros dónde te elevaran más allá de los cielos. No es lo mismo quedar en una hamburguesería que en una cafetería con estilo (con todos mis respetos a quien trabaja con la carne de vacuno). Busca un sitio con encanto silencioso para que os podáis escuchar bien y dónde cada gesto cuente.

Busca que el sitio no sea recargado ni tenga distracciones de ningún tipo. Un bar con espectáculos en directo no es lo más recomendable para una primera cita. Recuerda lo importante eres tú y ella, maximiza esos dos componentes. Cuándo llevas a una persona a un sitio dónde lo que observa supera lo que tiene enfrente tienes poco que hacer.

Si todo va bien ya tendrás tiempo de llevarla al cine, a ver un espectáculo o lo que sea, ahora tu y la otra persona sois el centro dónde quieres que gire toda la conversación, lo otro es superfluo.

Las cenas caras con todo de complementos sólo delatan que tienes dinero. Si quieres que te valoren algo más de ti ve a sitios dónde puedas brillar. Un café en una cafetería, un paseo por un parque, practicar deporte juntos… La idea es compartir tiempo con tu cita en un ambiente que sea cómodo para ambos. El lugar siempre tiene que estar en segundo plano, los protagonistas sois vosotros.

5. Emociona.

Las citas que tienen éxito son las que tocan la fibra sensible del otro, las emociones. Emociona con tu palabra, usa adjetivos que describan sensorialmente tus experiencias.Utiliza los 5 sentidos para llegar a comunicar con la otra persona.

Evita ser “mecánico”, usando descripciones sin emociones:

Ej1:

“Trabajo en una fábrica que hace zapatos en Barcelona; en mis tiempos libres voy al gimnasio y los fines de semana quedo con amigos a tomar unas cañas”.

Vemos cómo sería lo mismo contado con emoción y los 5 sentidos:

Ej.2 :

Me encargo de hacer zapatos a medida cómo los tuyos, para todos los gustos…esos tacones tal vez han pasado por mis manos….., en mis tiempos libres me gusta cuidarme, sentirme bien por fuera y por dentro…sabes en mi gimnasio hay clases muy interesantes de trx, cada martes nos enseñan nuevos recursos que mejoras mucho, y además no tienes tensiones de ningún tipo, debes probarlo. Los fines de semana me gusta compartir el tiempo en quedadas con amigos, por ésta zona hay sitios tan chulos, a ver si te llevo un día a tomar unas cañas, sirven la mejor cerveza con gustos afrutados. Has oído hablar de la cervecería “Hamburg”, tienen los gustos más diversos que ni te imaginas”.

Lo que hace la persona en el ejemplo uno es lo mismo que en el dos sólo que en el segundo ha puesto toda la carga emotiva haciendo mucho más interesante cada cosa que hace.

Has contado una historia cercana en la que has creado una complicidad con la otra persona invitándola a compartir tiempo con ella.

Sea cuál sea tu estilo de vida puedes darle un color especial si le pones emoción a lo que haces. Verás que tu cita toma otra relevancia. Puede que pienses que tu vida no es lo suficiente interesante pero sólo necesitas descubrir lo emocionante que son los pequeños detalles que te hacen único.

Describe con los cinco sentidos: Vista, olfato, oido, tacto, gusto, llegarás más lejos que los otros/as y sumergirás a tu cita en una bacanal de emociones que le harán imposible resistirse a ti.

6. Escala.

Cómo todo en la vida la seducción tiene su ritmo ritmo, su propio compás, ni demasiado lento ni demasiado rápido. Si vas lento en profundizar y te quedas en temas superficiales la conversación se convertirá en monótona y sin emoción.

El ser humano busca la emoción cómo camino de vida, si le quitas esa parte se convierte en tediosa y aburrida…Después de un buen rato de hablar de cosas superfluas tu interlocutor desconectará sea cómo seas, a pesar que seas un bellezón, él o ella perderán todo el encanto por ti y te verán cómo uno/a más.

Por el contrario si te lanzas a todo gas desde el primer momento, tu cita no tendrá la suficiente confianza contigo para poder abrirse por lo que se cerrará cómo una ostra por miedo a que su intimidad se vea vulnerada y pisoteada.

Para tener éxito en una cita hay que escalar paso a paso, avanzar posiciones, recular en determinados momentos y en  otros avanzar con convicción.

Todo dependerá del camino que encontremos a nuestro alrededor, presta mucha atención tanto a lo que te diga cómo gestualmente. Los 5 sentidos tienen que estar alerta para saber los pasos que tienes que dar. Presta atención a tu cita, ella te guiará….

Si ves que la conversación empieza a llegar a momentos monótonos y se está aburriendo, sube un poco la temperatura, aumenta el nivel de emoción…¿Te sigue?, adelante pues…tienes terreno por delante. En el caso que hayas subido mucho el listón y su reacción sea defensiva hay que saber decir hasta aquí, bajar unos pasitos dónde los dos os sintais cómodos.

Sigue tus impulsos a partir de lo que te da y verás que te conviertes en un experto/a en escalar en función del momento.

7. No te fijes metas.

El principal inconveniente para tener éxito en una cita somos nosotros mismos. No te pongas presión con tus citas, no lo veas o todo o nada.

Tener una cita no es un examen, es una oportunidad de divertirte de conocer a alguien más. Hay citas dónde puedes terminar cómo amigo, otras que se repiten hasta convertirte pareja, en amigo/a, en amante, o simplemente descubres que es aquello por lo que no te gustaría pasar.

Todas las citas cumplen su función, con todas ellas creces cómo persona y descubres un nuevo mundo. Saborea cada instante, no te pongas metas cómo “Tengo que ligar con él/ella”, “No le gusto a nadie”. Vive sólo la experiencia, te enriquecerá y aprenderás nuevas perspectivas de la vida así cómo recursos útiles para futuras citas.

Puede que busques el amor y encuentres al mejor amigo, o en lugar de una amistad a tu alma gemela.

Libérate de presiones, imprégnate de ese momento. Sal de tu zona de confort obtendrás mejores recursos para relacionarte y todo ello ¡es un éxito en si mismo!