cómo romper el hielo
como romper el hielo
como romper el hielo

¿Cómo romper el hielo?

Te has encontrado con ese chico/a irresistible y no has sabido que decirle?. No te preocupes a todos nos ha pasado, por eso te vamos a mostrar las 7 claves para romper el hielo con aquella persona que te gusta y no tener que someterte a cábalas que nada te aportan.

1. Vive el momento

Vive el momento presente con aquella persona que tienes enfrente. No te crees expectativas de lo que puede o no suceder, eso te distrae de lo que verdaderamente importa, lo que está pasando desde ya.. Romper el hielo es entrar a formar parte de la historia de otra persona, déjate llevar por lo que te evoca la circunstancia que estás viviendo… Sus acciones y gestos corporales son lo único que hay, a partir de ahí avanza creando confianza, tras un momento vendrá otro, no te adelantes. Disfruta de todo un abanico de colores que no te habías parado a pensar por ir demasiado rápido…

El ser humano se enamora de fragmentos de vivencias. Si te pones a pensar en relaciones pasadas estoy seguro que no te acuerdas de todas las experiencias compartidas pero si de detalles por los que te enamoro o porque dejó de hacerlo. Aprende a no adelantarte en el tiempo eso te ayuda a empoderarte, a fortalecer tu base siendo consciente de las posibilidades existentes en el aquí y ahora…

En el mundo actual en que todo son prisas la seducción se toma su tiempo, aquí las pausas son bien recibidas, y te diré más…son necesarias. Presta atención a su respiración a cómo se mueve, su sonrisa, la mirada, y todos sus micro gestos, ese es tu verdadero mapa y el cuál debes ir conociendo a medida que la conversación avance.

El resultado es lo de menos, cuando más vivas el presente más fuerte serán tus pasos y más seguridad tendrás en cada encuentro, por tanto no te fustigues por un no, dale gracias por permitirte intentarlo. Cuándo más te pruebes ante otros/as más “pozo” de vivencias tendrás para crear una personalidad irresistible.

2. Lánzate

Para romper el hielo y conocer a esa persona antes que nada es necesario lanzarse. De la misma forma que te tiras de cabeza en la piscina y lo aprendiste con el tiempo, acometer a un desconocido/a es lo mismo. Piensa que él o ella son esa piscina, al principio puede que hagas planchazo pero a medida que vas probando tu estilo se va perfeccionando y te conviertes en todo un especialista.

Por supuesto que hay los que abandonan la piscina después de un planchazo. Una pena por una mala experiencia abandonar algo que te gusta. Lo mismo pasa con ligar, cuándo más te lances más experiencia acumularás y tus formas serán más depuradas de forma natural sólo con practicar. Para ganar confianza te paso éste artículo dónde encontrarás las claves para que te sea más fácil.

Conozco a personas que se asoman a la “piscina” una y otra vez y finalmente no se deciden a saltar y lo más preocupante saber que prefieren evitar el planchazo a vivir la experiencia por miedo a “fracasar”. El fracaso no existe sólo fracasa quien el miedo le puede. Lánzate las veces que haga falta y disfruta de ese momento…nunca es igual…y de todo se aprende.

3. Para la mente

¿Cuántas vueltas le has dado a la cabeza pensando en que decir a aquella persona que te gusta. El ser humano le da vueltas a todo, cuanto más proceses la información más densa se vuelve la situación que vives. Es momento de parar la mente.

Ya puedes estar tirando ese desgaste neuronal. Improvisa, deja espacio para la libertad de movimiento, no calcules todo lo que vas a hacer, no des forma a tus pensamientos o recrees los de tu conquista, solamente se natural, interésate por la persona en cuestión y lo que vivís en ese momento. Verás que sin la pesada carga del qué decir y siendo tu mismo/a ganarás el cartón completo del bingo. A nadie le gusta saber todas las cosas, para ello buscan en internet, romper el hielo implica emocionar con algo que no se espera, y eso es tu forma de ser natural.

4. Divierte

Antes que nada, pregúntate ¿Por qué quieres romper el hielo para conocer a alguien? Estoy seguro que no es para contarle tu vida en verso sino para emocionarte con una experiencia divertida, ¿entonces porque no hacerlo ameno?. Ligar con una persona no tiene que ser una experiencia trascendental, sino una experiencia más, cómo comer una buena paella, jugar a futbol con tus amigos, ir de compras… Quítale importancia y obsérvalo cómo algo más que haces de forma natural en tu día a día.

La seducción implica divertirse, con un desconocido, un amigo, un compañero de trabajo o un jefe. La vida cómo diría el bueno de Roberto Benigni en “la Vida es bella”, es maravillosa, así que disfrútala. Cada uno de tus encuentros en los que busques romper el hielo vívelos de forma divertida sin pensar en los resultados. Si ligas está bien, sino también porque has tenido una bonita experiencia y es eso lo que te llevas.

5. Escucha más que habla.

Hay gente que va a ligar cómo si fuera un combate de boxeo; hablar todo el tiempo sin escuchar el que tiene enfrente no es una solución si lo que pretendes es conocer a alguien. Con ello terminarás dejándolo/a kao por agotamiento y largándose en cuándo pueda.

En las entradas, sobre todo muchos chicos, hablan de si mismos cómo si tuvieran que venderse cómo un producto lo mejor de ellos. Si no funciona una cosa, hablan de otra, y así sucesivamente tocan varios campos para ver si en uno de ellos son determinantes. Esto no es una lotería, además que te agota, no te hace disfrutar y lo que conseguirás es que se aburra desmesuradamente.

Cuándo quieras conocer a alguien interésate por ella o él de forma sincera, escucha lo que te está diciendo, aprecia su tiempo y recoge toda esa información. Todo eso es más importante que mil batallitas ganadas que le puedas contar. Ese momento que te está ofreciendo es único. A partir de ahí puedes “escalar”, los temas te saldrán solos porque parten de una realidad muy precisa y vivida.. Recuerda siempre edificar sobre algo presente que estéis viviendo los dos…

Vivir una emoción es mucho mejor que recrear algo del pasado o del futuro. Escucha una y otra vez…da igual el tema de que estéis hablando lo importante es cómo lo estáis viviendo y cómo os sintáis los dos. Préstale toda tu atención…el poder de la escucha es inagotable créeme 😉

6. No prepares un discurso.

Hay personas que se toman el hecho de ligar tan en serio que para romper el hielo se preparan todo un discurso. En el ligar no hay una formula secreta, y unas palabras que hacen que el corazón del otro se ablande sin más. De hecho es una perdida de tiempo y convierte el arte de la seducción en un auténtico aburrimiento. Si lo que de verdad quieres es conectar con la otra persona, intenta aprovechar el momento para divertirte sin esperar nada a cambio. Conoce a la persona con todo lo que tienes enfrente y déjate el manual en casa.

Sólo tienes que disfrutar ese momento…y en el caso que se convierta en aburrido o tedioso no estás obligado a quedarte ahí sin más. Tómate el conocer a alguien cómo un momento relajante que te mereces. Y por supuesto si alguien no te da conversación o es monosilábico mejor marcharse. Tu vas a divertirte, te lo mereces. Con esa filosofía no pondrás el foco en el otro sino en cómo te sientes sin más. No te preocupes de encajar sino en vivir una experiencia divertida, la conversación te saldrá por si sola.

7. Observa tu entorno

Puede que en el momento de romper el hielo te hayas lanzado tanto de sopetón que no te hayas fijado en el entorno. Cada momento se conforma por alguien y su entorno. Es bueno saber en que situación nos encontramos. No es lo mismo estar en la playa, que en la discoteca, practicando un deporte o simplemente en el trabajo. En cada una de éstas circunstancias es necesario conocer ciertos códigos.

Si estás en la playa el ambiente es destensado, el sol, la playa, la imágenes recreadas son completamente otras que en el trabajo; será bueno que las tengas en cuenta para que jueguen a tu favor. Eso no significa que sea mejor ni peor sino que son diferentes…

Hay muchas personas que tienen fantasías sexuales con compañeros de trabajos pero la forma de conocerse más profundamente es totalmente distinta a la de otros ambientes. Para ello utilizaran temas que les inviten a destensar sensaciones rutinarias y hagan vivir emociones placenteras también en el trabajo.

Cómo has visto el objetivo sigue siendo el disfrute sea dónde sea, sólo que la forma de acometerlo dista entre los distintos escenarios.

El lenguaje que usarás dependerá de dónde estés…Si te vas a una fiesta de empresarios utiliza un lenguaje más técnico y elaborado, puedes ser pícaro/a pero con clase ;). No hay un lugar idílico para ligar sólo una forma de acercarse distinta en función de cada sitio…Eso si cuándo te propongas conocer a alguien sobre todo diviértete, de nada sirve estar debajo de la presión del “tener que”…En esta vida la única obligación que tienes es disfrutar con lo que hagas.